NIVEL 1 – BASICO

Dar el paso de alumno a instructor requiere unos requisitos mínimos. En nuestro completo nivel I obtendrás todo lo necesario para subir a la palestra sin miedo. Objetivos básicos: RITMO Y COHERENCIA DE TRABAJO.

NIVEL 2 – MEDIO

Una vez automatizados y asimilados los conceptos básicos, la capacidad de mejora se orienta a la ampliación de conocimientos de entrenamiento y la personalización de trabajos en un mismo grupo colectivo. El tratamiento musical y la mezcla de los mismos es fundamental.

NIVEL 3 – AVANZADO

Dominar en la tarima las cualidades necesarias para focalizar atención máxima sobre los alumnos, mientras el resto de tareas fluyen con normalidad. Tener la capacidad de personalizar y matizar acciones sobre los alumnos para conseguir el objetivo, así como dominar el apartado musical, son las metas como instructor.

Ediciones de video

Te espero en mi perfil de Facebook

Ver perfil