Las continuas lluvias de mayo convirtieron la quinta prueba de las GREEN SERIES en un auténtico ejercicio de supervivencia, cálculo de fuerzas y pericia para conservar la mecánica. Estaba claro que, por pura probabilidad, en un torneo de 8 pruebas en la zona norte alguna iba a tener estas condiciones, y le ha tocado a la prueba de Lezama. El club Zorribike había cuidado todo lo posible el drenaje y la configuración del circuito para que fuera ciclable al máximo ante esta situación, y en gran parte lo consiguió. El recorrido del «Cinturón de Hierro» dio pie a carreras épicas y emocionantes.

Buena prueba de ello fue el transcurso de las mangas scratch. En chicos, Ismael Esteban (LOGOS-BH) salió a tope desde el primer momento para liderar la prueba, pero un pinchazo con una piedra escondida bajo el barro en una zona lejana al box le dejó fuera de juego muy pronto. La circunstancia fue aprovechada por otro cántabro, Kevin Suarez (NESTA-MMR). Corredor multidisciplinar como Esteban, este especialista en ciclocross encontró en Lezama las condiciones ideales para ganar su primer XCO de la temporada. Cogió la cabeza en la segunda vuelta y administró su ventaja cuidando la mecánica para llevarse unos puntos UCI muy valiosos para poder seguir progresando en la modalidad.

En segundo lugar llegó el navarro Darío Silvestre (CONOR-SALTOKI), realizando una carrera muy sólida, leyendo muy bien las condiciones del terreno y consiguiendo su mejor resultado de la temporada.  Cerró el pódium otro clásico del torneo y del barro, Íñigo Gómez (CARAVANAS ERANDIO), que, tras un complicado inicio de temporada, aprovechó unas circunstancias que maneja muy bien para volver a los puestos de cabeza.

Por su parte, Estibaliz Sagardoy (CONOR-SALTOKI) volvió a ganar en chicas. Como ya suele ser habitual, la líder, Ainara Elbusto (HUESCA LA MAGIA), salió con fuerza y lideró la carrera en el primer giro, pero poco a poco Sagardoy cogió la cabeza y fue generando diferencias. La navarra sólo vio peligrar la victoria en la última parte de la prueba, merced al empuje de Lucía Gónzalez (NESTA-MMR), que también peleó hasta el final para ganar la prueba.

Quienes también se llevaron para casa una gran dosis de experiencia y orgullo por haber participado en una carrera con unas condiciones tan «especiales» fueron el resto de categorías. Eneko Olveira (JRG-NORCLAM-OTXE) y Laida Hierro (RIO MIERA-MERUELO) ganaron con claridad en categoría junior, y Raúl López (OCCIDENT MIRIBILLA) y Ane Zubeldia (JRG-NORCLAM-OTXE) hicieron lo mismo en cadete.

Otros dos integrantes del OTXE, Nahia Polo e Igor Bilbao ganaron en Sub23. En master, a pesar de que siguen siendo unas carreras muy numerosas y disputadas, se repiten los ganadores de la carrera anterior. En máster, Iñaki Carro (SC BIKERS) volvió a ganar en el grupo de los «30», Jonathan Larrañaga (IORGI) en el de los «40» y Jose Luis Iñorbe (OIARTZUN BIKE) en el de los «50/60».

Fuente de texto: Erik Gómez

Fotos Jorge Morales