El vilero fue 13º en la prueba reina y el de Tibi 31º en la manga junior

Fotos Yefri Fotos-RFEC

La localidad de Fayetteville, en el estado de Arkansas (Estados Unidos), acogió este pasado fin de semana los Campeonatos del Mundo de ciclocross, con un circuito rapidísimo y seco de 3.200 metros, que proporcionó carreras emocionantes y peleadas en la mayoría de los casos. La Selección de la RFEC acudió a tierras norteamericanas con siete corredores, dos de ellos de la Comunidad Valenciana, y ambos tomando parte el último día de competición.

El primero en entrar en liza fue el junior Raúl Mira, que realizó una carrera de más a menos. Partió en 2ª línea y mediada la primera vuelta llegó a rodar 15º. Sin embargo, el alicantino fue perdiendo posiciones y en las 4 últimas vueltas rodó entre los puestos 30º y 31º, para acabar finalmente, 31º, a 3:39 del vencedor, el helvético Jan Christen.

La última carrera de los Mundiales, la elite masculina, se presentaba como una buena oportunidad para que Felipe Orts pudiera conseguir un top ten que le sirviera de perfecto colofón a su excepcional temporada. Hizo una buena salida tras partir en 2ª línea, rondando en esa primera vuelta por instantes entre los diez primeros, pero al primer paso por meta no pudo meterse en un grupo de una docena de corredores que acabaría peleando por las medallas.

A partir de ahí el de La Vilajoiosa fue remontando posiciones, y se incrustó en un segundo grupo numeroso que pugnaba por meterse dentro del top 10. Llegó en algún momento a ser 9º, pero había mucha igualdad y el circuito, poco técnico, jugó en su contra. En el sprint final de dicho grupo el del Burgos BH apretó los dientes y pudo concluir 13º, a un puesto de su mejor clasificación en unos Mundiales.