Madrid-Lisboa

Por Meme.

Hagamos un poco de historia. Años 2014 y 2015. Desde esta sección femenina, realizamos una campaña muy especial para promocionar la participación en esta prueba. Sorteamos, en diferentes años, equipos femeninos para participar en la Madrid-Lisboa y cubrimos estas participaciones con especial cariño.

https://planetmtb.es/mtb/te-atreves-con-la-madrid-lisboa/

https://planetmtb.es/mtb/esther-murillo-rubio-la-espartana-que-se-atreve-con-todo-madrid-lisboa/

https://planetmtb.es/mtb/cuatro-chicas-y-un-destino-cruzar-la-peninsula-hacia-lisboa/

https://planetmtb.es/mtb/cuatro-locas-y-un-destino/

Hoy, varios años después. Vuelvo a estar en esta prueba, la The Goods Non Stop Madrid – Tajo Internacional – Lisboa by MRW pero ahora de forma activa, participando en la misma.

FOTO MEME SALIDA

La idea original surge de B The Travel Brand y su campaña de apoyo al deporte femenino, por la que ya está patrocinando a otras deportistas, como la campeona de halterofilia Lidia Valentín, por ejemplo. Su intención era ampliar esta campaña al ciclismo, y se fijaron en esta prueba. Sus aliados, para esta tarea, Mammoth, un perfecto compañero dada su experiencia potenciando el ciclismo de base y el de competición y afrontando retos.

bea

El escenario era perfecto, y el destino quiso que me eligieran, junto con Beatriz Benálbez embajadora y líder de uno de los dos equipos que se formaron. Fueron semanas de trabajo, de llamadas, de selección de chicas, de entrenos, de clinic, de nervios y de mucha ilusión, pero formamos dos equipos de 4 chicas perfectos.

chicas2 chicas

Beatriz Bernáldez, Sonia Sánchez Moliterni, Ana Guijarro, Marta Álvarez, Cynthia Coto, Soraya García, Mónica Sánchez-Robuster y yo. Ocho chicas apasionadas, vitales, soñadoras….con un objetivo común: realizar los 770 kilómetros que separaban Madrid de Lisboa en menos de 55 horas. Lo conseguimos porque todas y cada una somos únicas, y sumamos entre todas las ganas, la fuerza, la ilusión, y el #nonosvamosarendir que se necesitaba para superar este reto (mi grito de guerra este fin de semana más que nunca). No ha sido fácil, y en el camino hemos vivido grandes momentos, y superado contratiempos… pero una prueba de estas características es así, la parte física es muy importante, pero la cabeza y la estrategia lo son más.

Manejar el GPS a la perfección, no tener miedo a pedalear de noche, soportar la falta de sueño, controlar una alimentación a deshoras, saber manejar mentalmente el crono, controlar la responsabilidad de pedalear para un equipo, desechar individualismos…. Todas hemos supera con creces los retos que supusieron esta Madrid-Lisboa.

Con Chus

A las 12,00 del viernes 20 de septiembre, horas desde el Polideportivo de las Rozas comenzamos a pedalear. Los momentos previos fueron de nervios, e ilusión a partes iguales. Entonces, no sabía lo que viviríamos, ni que nos depararía el destino. Hoy ya lo sé. Era momento de fotos, entrevistas, y de preparar el primer relevo. El primer contratiempo llegó, y es que nuestra chica del primer relevo, Sonia, cuando ya estaba preparada para su primera etapa no encontraba su GPS con la el track de la ruta grabada. Esto solo fue una anécdota para lo que nos tocaría vivir.

La primera etapa de la Madrid-Lisboa transcurrió muy rápida, y dentro del horario previsto, ganando más de una hora que luego nos vendría de lujo. Y llegamos a Burgohondo, donde nos espera la gran tormenta que se anunciaba, lo que no imaginábamos es que sería tan brutal. Recibimos la lluvia que ya nos acompaño hasta la última etapa, convirtiendo esta edición en la más dura de la historia de la prueba. Los chubasqueros fueron imprescindibles en todas las etapas. El barro se convirtió en el gran enemigo para nuestras bicis, y los caminos se hicieron complicados con regueros y charcos a veces insalvables. Los caminos se destrozaban por la brutalidad de las tormentas, e incluso las etapas más sencillas y rodadoras se convirtieron en exigentes y duras.

Las chicas iban haciendo sus etapas, cumpliendo con lo que ya habíamos acordado previamente. No era fácil verlas llegar, empapadas, llenas de barro, tiritando, hambrientas… pero en ningún momento, a pesar de los abandonos de muchos de los corredores, ninguna mostro debilidad.

con cyntia

Personalmente, me quedo con la sensación de pedalear de noche, de vivir esa noche cerrada y la oscuridad reinante en los caminos. Iba muy mentalizada y preparada y cuando ya estás metida en una aventura así, solo queda resolver. Bici revisada, dos focos en la bici, uno en el casco, dos baterías extras, otros GPS por si fallaba el que llevaba, el track cargado… materialmente todo estaba controlado, solo quedaba dar pedales más o menos deprisa dependiendo de lo que me encontrara en el camino.

Llegamos a meta, y todo fue una fiesta. Las que no rodábamos nos preparamos, lavando nuestras equipaciones rápidamente para ir al encuentro de nuestras compañeras. Recorrimos 5 kilómetros al contrario, y todas juntas entramos en meta disfrutando de un momento único e inolvidable. Lo habíamos conseguido. Habíamos participado en una de las pruebas más importantes del calendario ciclista .Y lo conseguimos en menos de 50 horas, en la edición más épica de la prueba. ¡Estábamos felices!

celebrando

Desde estas líneas, quiero aprovechar la oportunidad para animar a todas las chicas a realizar una prueba así, y como nos gusta desde Planet Mtb, la mejor forma de contagiar es contar vivencias. Sonia Moliterni, representante del Club Mammoth así nos lo contó. Su vivencia, puede ser la tuya.

“Jueves 18 de julio de 2019. El reloj ronda las 22:00h y estoy haciendo la cena con mi chico, Germán: salmón a la plancha y gazpacho (me encanta el gazpacho). De repente, suena el móvil de Germán y sale disparado hacia el salón para hablar por teléfono. Me quedo extrañada, pero no le doy demasiadas vueltas y sigo a lo mío tratando de que el salmón quede en su punto. A los 2 minutos, Germán viene y me dice “toma, es para ti”… ¿para mí? Él sonríe ante mi cara de asombro y, seguramente, ante la idea de que no podría imaginar nunca, ni en mis mejores sueños, que me iban a dar la noticia que me llevaría a vivir la que ha sido la mejor experiencia deportiva de toda mi vida… la Madrid – Lisboa me estaba esperando…

medala 

Mariano Menal estaba al otro lado de la línea, (a juzgar por su tono de voz, con una sonrisa de oreja a oreja), contándome que había sido elegida por mi club (Mammoth) para formar parte de uno de los dos equipos femeninos que participarían en la aventura de la mano de B The Travel Brand y Mundo Mammoth.

“¿Pero es en serio Mariano? “

“¡Que sí Moliterni! ¡Que te vienes a la Madrid – Lisboa!

¡Esto va en serio! Nunca he hecho nada medianamente parecido… nunca he entrenado para nada como esto… no sé si estaré a la altura… Oh, pero quiero ir… ¡QUIERO IR! Me siento completamente desbordada por la ilusión y por las miles de preguntas e incertidumbre sobre lo que ésta experiencia puede significar. Pero si hay algo que tengo completamente claro, ¡es que me subo al tren!

medala2 

Creo que ha habido pocas decisiones que haya tomado con tantos interrogantes y tantas maripositas en el estómago, pero también puedo asegurar que ésta experiencia lo ha merecido al 1.000×1.000. No conocía a ninguna de las 7 chicas que me acompañarían en el viaje ni lo que ésta locura me depararía… pero la convivencia, las conversaciones que te llevan a conocer a tus compañeras y a cómo llegaron hasta aquí, las anécdotas durante la carrera, los km de cansancio, el mal tiempo, los platos de pasta a deshora, la inestimable ayuda de la que ya siempre será nuestra Marta y nuestro conductor Javier (que no sabían ya qué más hacer por nosotras), los kg de barro, las duchas frías en los Polideportivos de los pueblos, las personas que con ilusión prepararon los avituallamientos para que no nos faltara de nada, los paisajes tan brutales de los que he disfrutado… TODO me ha hecho experimentar y sentir algo nuevo, y me ha ayudado a conocer y a conectar con 7 locas de la bici con un coraje, unas ganas y una fuerza que nos ha empujado a convertirnos en heroínas invencibles devorando cada km con pasión.

MEME META 

Pero quizá lo más bonito es lo que aún está por llegar, porque de este reto me llevo 7 amigas nuevas, 7 historias que me han hecho crecer como persona, 7 lecciones de superación… ¡y quién sabe lo que nos deparará el destino! Quién sabe si la próxima vez que suene el teléfono no sea para preparar una nueva aventura con ellas…

 medalla

Para mí la experiencia de la Madrid – Lisboa se remonta a una llamada telefónica 2 meses antes de la carrera. Durante esos meses hubo salidas intensivas en bici de día y de noche con los compañeros del mejor club del mundo. Y a día de hoy tengo mucho que agradecer… muchísimo… tanto a mi club, como a mis compañeros. Pero también a mi chico, que ha estado detrás alentándome a dar lo mejor, tratando de ayudar para que yo pudiera vivir todo lo que he vivido. Ha sido una lástima que no pudiera estar aquí para compartir un trocito de ésta vivencia juntos, pero el trabajo es el trabajo, y Suecia le reclamaba para cumplir con él. Aún así, no he dado una sola pedalada sin pensar en él, sin imaginar lo mucho que hubiera disfrutado éste sendero o aquella trialera… sea como sea, os doy las gracias a todos por todo. Gracias a la vida y al destino caprichoso. GRACIAS”

en meta

Para los que quieran saber más de la prueba, os dejo el reportaje que realizo RTVE, si te gusta la bici, te encantará¡

http://www.rtve.es/alacarta/videos/mountain-bike/mountain-bike-madrid-lisboa-non-stop-2019/5398701/?fbclid=IwAR24BZCJhpC2TotechDG9yMNydEnU0ZOA8RDCaGk4nO0h45v_z-tFzZmaA4

equipospodium

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad