El circuito de Oostende, con muchos tramos de arena, no fue propicio para las aspiraciones de los valencianos

Fotos RFEC

La localidad belga de Oostende fue escenario este recientemente finiquitado fin de semana de los Campeonatos del Mundo de ciclocross. Con la Selección Española dirigida por Pascual Momparler viajaron dos valencianos, el elite Felipe Orts y la sub23 Sofía Rodríguez, mientras que la otra sub23, Sara Bonillo, finalmente no pudo hacerlo al ser positivo por coronavirus en la última prueba realizada antes de viajar a tierras belgas.

El circuito preparado para la ocasión, con más de 500 metros sobre arena, fue desfavorable en general para los ciclocrossistas de la RFEC y, por ende, para los valencianos. Ambos compitieron el segundo día, el domingo, con la arena más dura por el agua caída el día anterior y el frío de la madrugada. Fue Sofía Rodríguez la primera en tomar parte, en su última temporada como sub23. La ciclista del Sopela Women´s Team llevó a cabo una carrera muy regular siempre rodando entre los puestos 29 y 31, se defendió como pudo sobre una superficie antagónica a sus características y finalmente se clasificó 30ª, a 6:30 de la nueva campeona mundial, la neerlandesa Fem Van Empel.

La valenciana comentaba horas después a PlanetMTB que «al final sabíamos a lo que íbamos allí. Estuvimos rodando en el circuito días antes y vimos que iba a ser muy duro, por la parte de arena de playa donde había que patear mucho. Salí bastante bien, pero tuve un enganchón en la primera vuelta que me llevó un poco atrás. Pude remontar durante la carrera -prosigue-, pero en un recorrido de esa dureza y de tanta dificultad y nivel, me tuve que conformar con la 30ª plaza. Eso sí, disfruté mucho y me sentí bien encima de la bici. Me sirvió para aprender de cara a nuevas competiciones», concluye.

Minutos después tomaba la salida en la prueba reina elite Felipe Orts. El alicantino tenía muchas ganas de corroborar su gran salto de calidad dado este invierno, y ansiaba un top ten que hubiera sido un brillante colofón a una temporada que está siendo sobresaliente. Sin embargo, era consciente de que el circuito no le favorecía, aunque tenía la confianza de mostrar sus progresos sobre la temida arena. El del Teika partió en segunda línea e hizo una buena salida, colándose entre los 15 primeros antes de iniciarse el primer tramo de arena.

Pero una vez allí inmerso vio que no había piernas para estar peleando por los puestos de cabeza. Acabó perdiendo muchos puestos en las tres siguientes vueltas, para luego mejorar sensaciones y finalizar 26º, lejos de las previsiones que él tenia en mente. En palabras a la RFEC, el de La Vilajoiosa no podía ocultar su decepción: «Creo que he tenido muy mala carrera y las tres primeras vueltas se me han hecho eternas. Luego cogí un poco de ritmo, pero ya era tarde y la verdad que estoy decepcionado con el Mundial. Venía con mucha ilusión, con muchas ganas; sabía que no era un circuito muy bueno para mí, pero estaba empezando a coger confianza en la arena y me sentía fuerte. Sin embargo, el resultado no ha estado ni de lejos lo bien que esperaba».